4 recetas para preparar postres bajos en calorías y disfrutar sin culpa.

Me resulta más difícil terminar una comida sin probar algo dulce. ¿A ti también te pasa? Está claro que si no consumimos nada dulce después de las comidas, no pasa nada; pero la verdad es que el cuerpo “pide” algo dulce porque nos da la sensación de que el almuerzo o la cena no terminaron.

Estos antojos tienen explicación y es tan simple como el hecho de que nos hemos acostumbrado a asociar el postre como algo que es parte de la comida y si no probamos algo dulce es como si no hubiéramos comido. Si bien el almuerzo o la cena han sido abundantes y estamos satisfechos, el deseo de un bocadillo dulce no desaparece.

La dulzura también está relacionada con sentimientos positivos y recompensas y tienden a hacernos sentir bien después de haberlos consumido. ¿Por qué? Porque eso activa la serotonina a nivel cerebral y nos da una sensación de bienestar.

Pero aquí es donde se genera el problema, porque si queremos mantener hábitos alimenticios saludables o estamos a dieta, el problema de “algo dulce” después de las comidas se convierte en una amenaza para nuestros objetivos.

Bueno, hoy vamos a resolver eso preparando algunos postres bajos en calorías con los que puede darse el placer de darle el toque final a sus comidas sin descuidar la línea y la salud. ¿Qué tal si? ¡Es una excelente alternativa! Conozcamos estos postres maravillosos, deliciosos y bajos en calorías.

1) Mousse de chocolate.

Este se puede llamar postre! ¿A quién no le gusta la mousse de chocolate o algo que tenga chocolate? Pruebe esta receta para 6 personas que tomará solo 15 minutos de preparación y con solo 100 calorías por porción.

Ingredientes:

– 120 g de chocolate negro.

– 120 g de yogur bajo en grasa.

– 1 cucharada de edulcorante en polvo.

– 2 claras de huevo.

Preparación:

– Cortar el chocolate en trozos y derretirlo en el baño de agua en una cacerola.

– Retirar del fuego y dejar enfriar por completo.

– Batir las claras de huevo para endurecer la nieve con el edulcorante. Preferiblemente, use batidora eléctrica.

– Mezcle el chocolate derretido y el yogur natural en un tazón.

– Incorporar las claras de huevo en la preparación con la ayuda de una espátula, mezclando todo suavemente.

– Coloque la mousse en el refrigerador al menos tres horas antes de servir.

– Si lo desea, puede espolvorear con coco rallado antes de servirlo muy frío.

2) Budín de pera y vainilla.

Probar algo dulce al final de las comidas también puede ser acompañar café o infusiones con un delicioso budín. Este postre también puede componer una merienda saludable y rinde para 6 porciones.

Ingredientes:

– 300 g de harina.

– 300 g de compota de pera (o manzana rallada).

– 5 cucharadas de aceite de maíz.

– 1 cucharada de edulcorante en polvo.

– 3 huevos.

– 1 sobre de levadura en polvo.

– 1 cucharadita de extracto de vainilla.

– 1 cucharada de ron (opcional).

Preparación:

– Precaliente el horno a 180 °.

– En un bol mezclar la harina, el azúcar y la levadura.

– Haga un agujero en el centro y agregue los huevos uno por uno y luego incorpore la preparación desde los bordes con un batidor manual.

– Agregue la compota, el ron, la vainilla y el aceite. Mezcle bien hasta obtener una pasta ligera y homogénea.

– Verter la preparación en un molde para pudín enmantecado y enharinado.

– Hornee de 35 a 40 minutos.

3) Ensalada de frutas en tazas de naranja.

¿Hay algo más fácil que la ensalada de frutas? ¡Pocas cosas satisfacen a todos por igual, y a los niños les encantará esta presentación de tazas de naranja!

Ingredientes:

– 2 naranjas

– 100 g de fresas.

– 100 g de arándanos.

– 1 cucharadita de edulcorante en polvo.

– 2 cucharaditas de miel líquida.

– 1 pizca de canela en polvo.

Preparación:

– Cortar las naranjas en mitades y vaciarlas cuidando de mantener las cáscaras en buen estado. Reserve tanto la pulpa como la cáscara.

– Lave las fresas y córtelas en trozos pequeños. Lavar los arándanos.

– Tome parte de la pulpa de las naranjas y córtelas en trozos pequeños.

– En una cacerola pequeña, hierva un vaso de agua con miel, canela y el edulcorante hasta que se reduzca a la mitad.

– Rocíe con este jarabe las frutas y refrigere.

– Al servir, rellene las cáscaras de naranja con la preparación de frutas y jarabe. Delicioso y original!

4) Tarta de limón.

El limón es un clásico que nunca carece de postres a pesar de ser ácido y no muy dulce, pero … ¡Qué sabor único tiene esta fruta!

Estos mini pasteles de limón son ideales para adultos, niños, almuerzos familiares o para entretener a los invitados. ¡Vas a presumir con un postre que solo toma 15 minutos para preparar!

Ingredientes:

– 400 g de leche condensada sin azúcar.

– 50 g de margarina baja en calorías.

– 1 paquete de galletas dulces bajas en calorías.

– 3 limones.

– 2 huevos

– 2 cucharaditas de edulcorante para cocinar.

Preparación:

– Precaliente el horno a 180 °.

– Reduzca las galletas al polvo (colóquelas dentro de una bolsa de plástico y muela con el rodillo). Reserve un tercio de las migajas.

– En un tazón, bata la leche condensada con el edulcorante y los huevos. Exprima los limones e incorpore gradualmente el jugo a medida que bate.

– Tome moldes para hornear pequeños, coloque una base de galletas molidas y vierta una parte de la preparación.

– Hornee por 10 a 15 minutos.

– Dejar enfriar antes de servir. Espolvorea con el resto de las galletas molidas y decora con unas hojas de menta.

¿Qué opinas de estos postres bajos en calorías? Está claro que podemos probar algo dulce para terminar nuestras comidas sin una carga excesiva de carbohidratos y azúcar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies