Las 5 vitaminas importantes que las mujeres de más de 40 años deberían ingerir

¿Siempre se sientes cansada? ¿Estás percibiendo algunas arrugas en tu cara? ¿Te duelen las articulaciones? de ser “Si” tu contestación, entonces es hora de que comiences a tener vitaminas en tu dieta.

Si quieres mantenerte joven, cambiar tu alimentación por otra rica en vitaminas la cual te ayudará a mantener joven tu metabolismo al igual que tú. Sin embargo, numerosas personas aluden que luego de los 40 años empiezan los problemas con nuestra salud y nuestra piel se va arrugando, pero esto es cierto siempre y cuando no nos descuidemos de nosotros mismos.

No obstante, tener 40 años o más no significa estar en la vejez, claro, dándole al cuerpo todo lo que necesita.

¿Cuáles son las vitaminas que requerimos luego de los 40 años?

Evidentemente el cuerpo a los 40 es muy diferente que a los 20 por lo que la solución está en que el cuerpo debe estar repleto de vitaminas y nutrientes necesarios. Esto solo se puede conseguir por medio de una dieta saludable y hoy te traemos una lista de 5 vitaminas claves a tener en cuenta y que siempre se debe estar consumiendo.

1) Vitamina B12.

Sumamente necesaria para la sangre y la función correcta del cerebro por lo que la podemos conseguir incorporada en la carne de ternero, pollo y pescado sin dejar de mencionar los enlatados y los huevos.

2) Calcio.

Si bien siempre se dijo que el calcio es requerido para los huesos, un actual estudio descubrió que el aporte excesivo de calcio no disminuye el riesgo de fractura después de los 50 años, sino que inclusive está asociado a riegos de aumentos de crisis cardíacas y accidentes cerebrovasculares sobre todo en mujeres menopáusicas.

Nuestros cuerpos consumen la mayor parte del calcio que requieren antes de los 30 años y luego juegan un rol fundamental cuando alcanzamos la edad madura.

El calcio luego de los 40 años es necesario para otras ocupaciones fundamentales del organismo como por ejemplo, la contracción muscular, el trabajo de los nervios y del corazón, asimismo de otras reacciones bioquímicas. No obtener suficiente calcio en la dieta, debilita los huesos.

La mayoría de las mujeres obtienen el calcio que requieren (alrededor de 1000 mg diarios para mujeres de entre 40 y 50 años y 1200 mg para mujeres de más de 50 años), a través de un régimen nivelado con alimentos ricos en calcio como los productos lácteos, el tofu, la sardina, el brócoli, las almendras y las espinacas.

3) Vitamina D.

La vitamina D es importante después de los 40 años, ya que aporta a la protección de los cambios relacionados a la edad que comienzan a aparecer. Las faltas en vitamina D están relacionadas a la diabetes, a las enfermedades cardíacas, a la esclerosis en placas, al cáncer de mama y al colorrectal.

También, la vitamina D es importante para la absorción del calcio. Las fuentes repletas de esta vitamina son el pescado, los productos lácteos y los cereales.

Por lo tanto, no debemos dejar en tener en cuenta la mejor fuente de vitamina D natural que podemos adquirir: el sol.

Según las recomendaciones recientes, los adultos debemos mostrarnos entre 15 y 20 minutos al sol, para que en nuestra piel se efectúe la cantidad de vitamina D necesaria. Recuerda siempre usar protector solar y no mostrarte en los horarios de riesgo.

4) Magnesio.

La función del magnesio consiste en ayudarnos a nivelar la tensión arterial, en especial en mujeres mayores de 40 años. La falta de magnesio está ligada a las enfermedades cardíacas, a la diabetes y a la hinchazón. También el magnesio aporta a la absorción del calcio y fue un rol crucial en la ocupación muscular, nerviosa y cardíaca al igual que en el control de la glucemia.

Si conservas una alimentación sana y equilibrada, es posible que obtengas el magnesio que tu cuerpo requiere (320 mg al día para mujeres de 40 años o más).

Los alimentos repletos de magnesio son las legumbres verdes, la soja, las nueces, los granos y los aguacates.

5) Potasio.

El potasio es fundamental para la presión arterial, particularmente de la edad que tengamos. En las mujeres menopáusicas, las indagaciones revelaron que el consumo alto de potasio disminuye el peligro de accidente cerebrovascular, si tomamos en cuenta que la dosis cotidiana recomendada es de 4,7 g.

El potasio es un nutriente del que todos deseamos tener mucho, pero el exceso consigue deteriorar el tracto gastrointestinal y el corazón y causar arritmias cardíacas fatales.

Casi todos podemos conseguir el potasio que requerimos a través de alimentos como bananas, boniato (batatas), frijoles (judías, habichuelas) y lentejas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies